ActualidadSociedad

Arequipa: la historia de la abuelita de las ollitas de barro

Flora Choquehuanca de Roque cumplió hace una semana sus 82 años. Para nuestros lectores y seguidores, ella es más conocida como “la abuelita de las ollitas de barro“. Estás miniaturas son ideales para que las niñas puedan jugar a la cocinita.

La última vez que la entrevistamos en quechua y pudimos tener algo de información, nos contó que nació en la comunidad de Checapuja, un rincocito olvidado de la provincia de Azángaro – Puno. Como muchos de sus paisanos se cansaron de la pobreza, y migró hace más de una década cuando se quedó viuda.

Dijo que tenía un hijo también de bajos recursos, y para evitar ser dependiente de su hijo, ella decidió vender las ollitas de manera ambulatoria. En aquel momento, dijo que a veces llegaba a vender hasta 20 soles y de ahí salía su pasaje en dos carros, y para su menú que no debía pasar los 4 soles. “Me compro papá con chuño o con huevo, porque es más económico”, nos dijo la mujer quechua hablante.

En ese momento, tampoco estaba beneficiada con pensión 65, quizás porque ella (como decenas de personas pobres), no figura para el estado o simplemente no está en el SISFOH. Ella nunca pudo conseguir un trabajo estable y sus últimos años se dedica a vender las ollitas de barro en la Av. Independencia, justo en el lado sur del estadio Melgar del Cercado de Arequipa.

A pesar que su casa queda en la Asoc. Virgen de Copacabana en la Via Arequipa Yura en Cono Norte, (solo ingresan mototaxis) es muy distante del centro, ella se las arregla para siempre llegar a su esquina de trabajo. Su meta es vender 20 soles, para así tener una ganancia de 7 soles fuera de sus pasajes y comida.

Cuando sacamos a luz su historia, vimos con satisfacción la ayuda aquel recibió. Le dieron canastas, compraron sus ollitas, e hicieron que pase quizás la mejor Navidad de su vida. Hoy pedimos lo mismo a nuestro seguidores de buen corazón. Comprar sus ollitas y si pueden donar algún producto.

Ella solo habla quechua, pero ya no se puede dialogar. Su sordera avanzó demasiado. Lo único que te dirá son los precios de sus ollitas que están de 2 soles a 5 soles, dependiendo el tamaño. Así como “la abuelita de las ollitas de barro”, hay cientos de personas que buscan vender sus productos para pasar una Navidad Feliz. Si está en tus posibilidades dar alguna ayuda o colaborar, hazlo de corazón.

La veces que informamos sobre la señora Flora que vende las ollitas de barro.
Notas relacionadas
ActualidadSociedad

"El ojo de Dios": Paucarpata buscará convertirse en el primer distrito con seguridad artificial

Cámaras de alta tecnología podrán monitorear toda la jurisdicción Con la instalación de…
Leer completo
ActualidadDeportes

¡Es oficial! Paolo guerrero no fue convocado para jugar el repechaje

Guerrero había expresado su deseo de estar en la repesca En conferencia de prensa, el Director…
Leer completo
ActualidadPolíticaSalud

Alberto Fujimori fue trasladado de emergencia al hospital de Ate Vitarte tras complicaciones en su salud

Fujimori tuvo que dejar el penal Barbadillo una vez más a raíz una descompensación El…
Leer completo

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.