Policial

Depravado citó con chantajes a su expareja para doparla y ultrajarla en un hostal

Mucho cuidado. Tener videos íntimos con tu pareja, es una decisión que a veces puede causarte más de un problema o terminar en manos ajenas que puede usar en tu contra.

Sin embargo, no siempre una persona extraña puede causarte daño con el material, sino también tu propia pareja o expareja en quien confiaste tanto.

Es el caso de una ciudadana de 37 años, quien fue víctima de diversos chantajes sexuales y finalmente fue ultrajada por su expareja este este último 4 de junio.

Según la denuncia presentada por la víctima ante los agentes del área de Secuestros y Extorsiones de la División de Investigación Criminal (Divincri), todo comenzó la mañana del último martes, cuando su expareja Bryan Chávez  Herrera (37), la empezó a llamar y escribir de manera insistente mediante el aplicativo del WhatsApp.

El sujeto exigía tener relaciones sexuales y como ella se negaba, la empezó a amenazar con difundir en redes sociales los videos íntimos que poseía de ella y de el. Ante tantos chantajes, la víctima aceptó ir al hostal ubicado en la calle Puno con Goyeneche de Miraflores, con la intención de hablar con su expareja.

Sin embargo, apenas llegó al hostal, Bryan Chavez la habría obligado a beber una botella de frugos (tampico), perdiendo el conocimiento como al promediar las 11 de la mañana. La denunciante dijo que recién a las 18:30 horas del mismo día reaccionó y estaba desnuda, sola, y sin sus pertenencias como sus dos celulares.

Horas después, tomó conocimiento por sus amigos de WhatsApp, que se había difundido videos de la violación sexual de su propio celular sustraído, donde el acusado y otro sujeto cometen el abuso sexual. Con todas estas evidencias la víctima presentó la denuncia contra su expareja, por los delitos de chantaje sexual y violación sexual.

El caso ya es investigado por los agentes de la Divincri, quienes recabarán información como las cámaras de seguridad, testimonio del cuartelero, revisión del celular y otras diligencias, para pedir la detención del acusado que según la Policía está plenamente identificado.

EPA