Policial

Violencia en Arequipa por el control de territorio: Intento de secuestro y hallazgo de drogas

La disputa territorial entre mafias por el control de la venta de drogas, prostitución y la operación de préstamos «gota a gota» ha desatado una espiral de violencia en Arequipa. El último episodio tuvo lugar la noche del pasado lunes, cuando cuatro delincuentes a bordo de un vehículo y una motocicleta intentaron secuestrar a Carlos Baybi León Blanco, un venezolano de 32 años, dentro de un local. Durante el ataque, Carlos logró escapar con heridas de bala en su pierna derecha.

Las investigaciones sugieren que Carlos León estaría vinculado al negocio de la venta de drogas y a la práctica del préstamo ilegal conocido como «gota a gota». La presunta razón del atentado apunta a que una banda criminal rival, aún más peligrosa que los conocidos grupos delictivos «Gallegos» y «Tren de Aragua», estaría intentando tomar el control del territorio en Arequipa.

La situación es tan alarmante que los efectivos de Crimen Organizado de Lima se unieron a las investigaciones llevadas a cabo por la Divincri Arequipa, buscando seguir los pasos de Carlos León, quien también enfrenta acusaciones por diversos delitos en la capital del país.

La mañana siguiente al intento de secuestro, la comisaría de Colque Apaza recibió un reporte sobre un automóvil abandonado en la asociación de vivienda Los Incas Tahuantinsuyo en Miraflores. El vehículo, registrado con la placa BTZ-346 a nombre de Carlos León, fue encontrado con seis bolsas de cocaína y una bolsa de marihuana en su interior, según datos del sistema Sunarp.

La Policía continúa con la investigación para esclarecer los detalles de estos eventos, que ponen de manifiesto la creciente violencia ligada a la lucha entre mafias por el control de actividades ilícitas en Arequipa. El intento de secuestro y el hallazgo de drogas resaltan la gravedad de la situación, generando preocupación en la comunidad y demandando una acción efectiva por parte de las autoridades para mantener la seguridad en la región.

EPA