Actualidad

La historia de un amor a primera vista con un desenlace fatal

Del amor al odio. Para la mayoría de enamorados, lo más cercano para definir un amor a primera vista, es que en ese momento el tiempo se detiene. Ambas personas sienten lo mismo y las palabras están demás. Estas mismas sensaciones vivieron hace tres años Wilbert Arque Cruz (20) y Marisol Palomino Choquepata (21). Ahora ambos darían todo para retroceder el tiempo y evitar ese momento.

El 5 de noviembre del 2018, la joven madre mató a su hijo Lian de 2 años, y cargado de su cuerpo llegó a la comisaría de Cerro Colorado para confesar su delito. Dijo que lo ahogó en un lavador con agua y al creer que estaba con vida lo estranguló usando sus propias prendas. Al final la necropsia reveló que el pequeño murió por asfixia por sumersión.

Los hechos que le motivaron -como ella misma confesó-, fue porque estaba cansada de vivir en la miseria y del sufrimiento para su hijo. Relata que hubo días que ninguno comió por falta de dinero. Hasta ahora el niño aún lactaba y quizás por eso no murió de hambre. Prácticamente estaba consumiendo a su madre que cada dia estaba más delgada.

Infancia complicada
Marisol es natural de Ñuñoa (Melgar – Puno) y desde pequeña sufrió maltratos de parte de su padre. El a quién no quiere recordar ni su nombre, era alcohólico y la hizo crecer en medio de la violencia. Su sufrimiento terminó cuando su padre murió al reventar su hígado.

Con su madre vivió hasta su adolescencia en su natal Puno. Ella también murió y por eso emigró hacia Arequipa donde pensaba hacer una nueva vida. Los primeros años vivió de la compasión de sus familiares lejanos pero con el tiempo ellos también llegaron a darle la espalda. No quisieron brindarle más techo.

Marisol tiene dos hermanos (una media hermana y un hermano que lleva los mismos apellidos). Con la primera nunca tuvo cercanía así que fue en vano buscarla para pedir ayuda. Su hermano quién se enteró que tuvo un hijo a los 19 años y ya tenía pareja, también le negó ayuda y no quiso saber nada de ella. «Ya tienes pareja y que el se haga cargo de ti».

Tanto es la indiferencia de parte de sus familiares que en estos primeros días de su encierro, los propios agentes de Homicidios han tenido que hacer colecta y comprar sus alimentos. Ningún familiar la visitó siquiera para reprochar su delito. Está más sola que nunca.

La confesa parricida señala que buscó trabajo en todo sitio y de cualquier oficio. Por su hijo sólo encontró como empleada de hogar. Casi en todas se aburrieron de ella por los llantos de su hijo y la despidieron sin ni siquiera pagarle. Así sin dinero y completamente desesperada, asegura que estuvo antes del crimen.

El día de los hechos, Wilbert Arque (su expareja y padre del pequeño) apareció destrozado en la comisaría de Cerro Colorado. Hace más de dos meses que no veía a su hijo y ahora que lo vió estaba muerto. El está seguro que Marisol mató al pequeño por vengarse de él.

En septiembre del 2017 el joven que ya convivía con Marisol, señala que rompió de manera accidental el celular de su pareja y ella le empezó a exigir que le reponga otro. Como no pudo reparar y tampoco le alcanzaba para comprar uno nuevo, surgió una discusión y Marisol le acuchilló en los glúteos.

Esa herida lo llevó a estar en el hospital y la denuncia fue inevitable. Con la investigación la Fiscalía dictó dos años de prisión suspendida por Lesiones y la reparación civil de 700 soles en favor de Wilbert. De no hacerlo -según Wilbert- Marisol iba a ir a la cárcel.

La joven nunca reunió ese dinero y las notificaciones empezaron a llegar donde vivía. Al parecer, en esa desesperación un día llamó a Wilber y le dijo que mataría a su hijo. «No por gusto voy a estar en la cárcel dos años. Voy a matar a tu hijo y de ahí que me lleven a la cárcel», asegura que le dijo por celular.

«Ese día -como hace dos meses- me bloqueó de todo y ya no pude saber nada de ellos», agrega el joven padre. Dice que no descuidó al pequeño pero es consciente de que pudo luchar por su custodia y no lo hizo. Lo cierto es que descuidó a ambos. Ahora frente al cuerpo de su pequeño, llora y recuerda todos sus errores sin encontrar consuelo. Sin querer experimentó uno de los peores dolores de un padre. El perder a un hijo.

Apenas pudo retirar el ataúd de la morgue, hizo el velorio en un pequeño espacio que la funeraria «Puerta al Cielo» le proporcionó. Ese mismo día lo enterró junto a sus familiares que no pasaban de cinco integrantes en el cementerio de El Porvenir Miraflores. El también es de otra región y no tiene muchos familiares.

Marcados por el destino
Aun recuerda como ambos se enamoraron a primera vista. Fue en una combi, dice. «Después de mi trabajo venía de Cayma hacia la Feria El Altiplano (Miraflores) para hacer algunas compras. En esa combi la conocí y nació el amor. Apenas bajamos ella me habló y me pidió mi número. No me había preguntado ni mi nombre aún», recuerda.

Desde ese día empezaron a salir y con los meses tuvieron su hijo. Se juntaron y empezaron los problemas. Descubrieron que una cosa es el enamoramiento y otra la convivencia. Al poco tiempo el amor había muerto pero señala que por su pequeño se mantuvieron juntos. Ahora más alejados que nunca, ambos viven por dentro su propio infierno. La única diferencia es que Marisol lo hará desde la prisión y Wilbert en libertad. Al menos cuando sienta dolor, podrá visitar la tumba de Lian.

De ese amor intenso que se profesaban, ahora entre ambos sólo hay odio. Wilbert odia a Marisol por matar a su hijo y ella por el abandono, el maltrato y quizás por no cumplir la promesa del amor eterno.

EPA
Related posts
Actualidad

Hallan cráneos humanos en una quebrada de Chiguata

Veinticuatro cráneos humanos y una mandíbula fueron encontrados al promediar las 12:00 horas del…
Read more
Actualidad

Joven salva de morir tras ataque con explosivos a minivan de empresa Cataleya

Leninson M. H. C. es natural de la provincia de Espinar, en la región Cusco. A sus 19 años casi…
Read more
Actualidad

Vehículo de la Fiscalía se despista y conductor salva de morir

Un nuevo accidente de tránsito se registró el último 18 de junio. Un vehículo de placa EAF-872…
Read more